Tertulia pedagógia una tarde con Emilio Andrés García.

El malestar del niño en nuestra civilización

Realmente el llamado Tdah (Trastorno por déficit de Atención con o sin Hiperactividad) es una invitación a preguntarse por lo que significa diagnosticar de una psicopatología en nuestra época a un niño y a un adolescente, considerados habitualmente como los únicos actores de aquello que les sucede.

Emilio Andrés García Psicólogo especialista en Psicología Clínica y Psicoterapeuta de formación Analítica. Un referente desde hace más de 20 años del Programa de Atención a la Salud Mental del Niño y del Adolescente de la Unidad de Salud Mental Comunitaria Valle del Guadalhorce (Hospital Virgen de la Victoria, Servicio Andaluz de Salud) nos plantea algunas reflexiones sobre lo que entiende de cómo es ese período que llamamos infancia, de sus particularidades, así como de su gran tarea que es la construcción de una identidad con la que vivir, y de cómo los avatares de nuestra época (incluyendo la crisis actual) intervienen sobre dicha construcción.

Con Emilio la Psicología ha entrado en el universo de nuestras tertulias: la psicología clínica, tan cercana al mundo educativo.

Emilio lleva muchos años trabajando con niños y niñas aquejados de trastornos, deficiencias y problemas. Nos contó que en los últimos años ha venido extendiéndose el diagnóstico de hiperactividad entre escolares, esto es, en términos más precisos el TDAH: trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad.

Y, para sorpresa de la sala, en lugar de centrarse en la descripción de la sintomatología observable, en aconsejar protocolos de actuación, terapias específicas, tratamientos eficaces, etc., es decir, lo esperado, Emilio nos ofreció una visión amplia de la hiperactividad. Cuestionó lo abultado de su incidencia (entre un 5% y un 10% de escolares), los enfoques para realizar el diagnóstico, el que el tratamiento habitual vaya acompañado de fármacos que, sin duda, tienen efectos secundarios.

En pocas palabras, Emilio no planteó de entrada respuestas certeras sino reflexiones e interrogantes. Nos llevó a cuestionarnos sobre la cultura que propicia el que tal trastorno sea actualmente abundante. La infancia, en su opinión, no es una época fácil de vivir. Todo individuo ha de construir su identidad en el entorno en el que crece. Y la construcción de un yo armónico y equilibrado es tarea difícil en nuestra sociedad.

La mirada crítica sobre los diferentes entornos que envuelven a la persona (familia, escuela, pueblo, …), y la reflexión sobre la autoridad, el afecto, la autoestima y tantos otros factores que intervienen en la construcción de la personalidad de cada ser social es siempre importante, pero más cuando nos acercamos a considerar no sólo el diagnóstico sino la atención terapéutica a personas que padecen ese tipo de trastorno.

Emilio nos tuvo más de dos horas en su tertulia, señal de que la temática y el enfoque dado a la misma caló en los asistentes. Por todo ello queremos manifestarle nuestro agradecimiento.

Manolo Alcalá y Cristobal Gómez Mayorga

Haga un comentario

*